Cuando queremos comparar ofertas de sistemas de seguridad y servicios de vigilancia para un hogar o negocio, tenemos que prever de antemano que habrá que dedicarle cierto tiempo a recabar toda la información de las diferentes compañías disponibles. Esto es, los datos que nos permitan hacerlo con buen criterio. No en vano, hablamos de la protección de nuestra familia, bienes, empleados…

Y eso sin contar con la revisión de los contratos, que sí, debe incluir la “letra pequeña”; algo que solemos pasar por alto. Por eso, conviene tener en cuenta unos conceptos básicos que nos ayudarán a que el proceso de elección sea más sencillo.

El conocimiento es poder

Para ser capaces de comparar distintos servicios bajo la misma lupa, debemos fijarnos en los conceptos básicos. Algunos de ellos son:

  • Duración del contrato.
  • Términos de su renovación.
  • Gastos de su extinción.
  • Importes por los equipos e instalación.
  • La propiedad de aquellos (puede ser un alquiler con depósito)…

Hay que tener clara la terminología básica, y estar seguros de cualquier concepto relacionado con los requisitos financieros, especialmente al contemplar posibles modificaciones sobre las condiciones iniciales, como puede ser una mudanza, un traslado o una ampliación.

Dentro de lo que podemos encontrar en el mercado, y como norma general, ninguna compañía ofrecerá servicios “gratis”, sino que algunas modalidades de contrato tienen un formato multianual. De esta forma, los costes iniciales (que son siempre superiores al mantenimiento del servicio) se distribuyen en el tiempo y los pagos son más reducidos.

Al respecto de los precios, explicamos todos lo que necesitas saber sobre cómo se calculan en otra entrada de nuestro blog.

contrato-seguridad

Atención al detalle

Como ya hemos mencionado, debemos revisar todos los aspectos de un contrato, incluyendo la temida “letra pequeña”. Y si hay algún aspecto con el tenemos cualquier tipo de duda, preguntar a la empresa. Una compañía seria se tomará el tiempo que sea necesario para aclararnos todos los términos y condiciones, sin “meternos prisa” por firmar.

En este sentido, exponer nuestras dudas también nos dará una idea de cómo es el servicio de atención al cliente de una marca.

Buscar referencias

El valor de un contrato depende de la honradez de quienes lo firman. Por esta razón, además de fijarnos en todas las condiciones, es conveniente informarse sobre la fiabilidad de la propia compañía. Una búsqueda básica en Internet nos debería de dar detalles como el tiempo que lleva en funcionamiento o su reputación online.

Como mínimo, habría que asegurarse de que está inscrita en el registro de empresas de seguridad privada del Ministerio del Interior (y que se puede consultar en la página web de la Policía Nacional). Y tampoco está de más realizar una consulta entre nuestros conocidos para saber de sus experiencias.

En general, esta búsqueda es un ejercicio imprescindible, ya que el sector de la seguridad es muy variado y competitivo, lo que se traduce en que la calidad de los servicios también lo será.

En otra entrada de nuestro blog te damos algunas pistas sobre cómo hallar la alternativa más conveniente, pero en definitiva, y como sucede con cualquier otra decisión de importancia, sólo podremos estar seguros de tomar la elección correcta si hacemos los “deberes”. Por nuestra parte, estamos a tu disposición para ayudarte a conseguirlo; ponte en contacto con nosotros para informarte.

Dejar una respuesta

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies